Recarga pilas con nueces

3028780874_b009aaf804

Seguramente cuando llega la mitad de la mañana, y llevas varias horas trabajando, sobretodo si has desayunado muy pronto, llega un momento en que empiezas a tener hambre. Tomar algo a media mañana viene muy bien, y no solo por eso de «matar el gusanillo», sino también porque tu cuerpo te lo agradecerá.

Eso sí, lo más probable es que te apetezca tomarte un café. Pues no caigas en la tentación… ¿Lo más recomendable? Un puñado de nueces.

Vale, es verdad que el café y su consiguiente cafeína te despejará muy rápidamente, pero tiene un efecto rebote que hace que después estés aún peor que al principio, ¡y con los nervios bastante más alterados!

Sin embargo, si te decides por las nueces, además de que se trata de una opción mucho más saludable, estarás tomando un alimento que contiene fósforo y potasio, que alimentan tu cerebro.

Así, media hora después de haberte comido el puñado de nueces, estarás como una rosa y podrás rendir muchísimo. Así que ya sabes… cambia el café por un puñado de nueces!

Foto de flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...