Si perdemos el trabajo podemos encontrar otro más acorde con nuestros sueños

perdida-de-trabajo-lograr-los-suenos

Quizás suene un poco tonto el título e incluso el escrito, pero como siempre intento trasmitir lo positivo incluso en los peores momentos, y más ahora con la cantidad de personas que están en el paro o mal pagados con trabajos basura, hay que buscar el lado positivo siempre.

Perder el trabajo no es una buena noticia. Cuando lo perdemos por momentos parece que se nos cae el mundo encima y no vemos salida por ningún lado. Las preguntas se acumulan en nuestra mente. ¿Qué hacemos?


Luego, una vez pasado el disgusto inicial haya pasado podemos reflexionar con calma sobre nuestra vida y vislumbrar las oportunidades que se te pueden abrir, podemos aprovechar la experiencia y la sabiduría adquirida a lo largo de los años y podemos simplemente, reinventarnos profesionalmente y perseguir el verdadero sueño laboral.

Total si estas en el paro o mirando las musarañas en casa, que mejor que hacerte nuevos planteamientos de futuro, emprender y soñar, es gratis.

Todos tenemos un sueño, algo que nos haría especialmente felices.  Tan solo hay que identificar cual es el sueño y donde podemos buscarlo. Si nos ponemos a mirar o a buscar en nuestras propias experiencias, las más gratificantes profesionalmente de seguro nos llevaremos más de una sorpresa.

Puedes conocer a personas que tras ser despedidos de su trabajo, cambian completamente de registro y trabajan en cosas distintas que ni tan siquiera nunca lo hicieron pero que siempre quisieron hacerlo.

En nuestro tiempo libre podemos dar con nuestros gustos gratificantes y llevarlo a la práctica laboralmente. Imagínate que te gusta cocinar y disfrutas elaborando platos y haciendo nuevas recetas, quién te dice a ti que no puedes llegar a ser ¿un gran chef? Y si lo logras harás algo que te gusta y disfrutas con ello ….

También pecamos de fijarnos en nuestro entorno, y vemos como amigos o conocidos o incluso familiares disfrutan con el trabajo que realizan y están felices. Sentimos una envidia sana y nos preguntamos ¿Cómo lo han conseguido?.

Para ello no podemos darnos a equivocaciones, es decir confundir fantasía con sueño. Para que el sueño se pueda hacer realidad laboralmente hablando, se deben reunir tres puntos. Debe ser algo que sepamos hacer, que nos haga felices y con lo que podamos evidentemente ganarnos la vida.

Después tenemos que trazar un plan concreto para hacer nuestro sueño realidad, determinar qué formación necesitamos, con qué recursos tenemos que contar y qué compañeros de viaje querernos tener.

Y como dijo una vez Hermann Hesse “para que pueda surgir lo posible hay que intentar una y otra vez lo imposible”.

Por lo tanto no dejes de perseguir ese trabajo con el cual sueñas, tampoco importa que tengas que pasar por otros distintos, evidentemente del aire no nos mantenemos, pero aprovecha todas las oportunidades y no ceses en tu empeño, todo es experiencia.

Y si te quedas sin trabajo, es una buena opción para poner en práctica la máquina de tus deseos y puedes empezar con prepararte para ello.

Imagen | Otakujim

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...