Sonría, por favor (y por teléfono también)

155484656_7a5a7f6d15

Cuando estamos hablando por teléfono, la mayoría de las veces no prestamos atención a nuestro lenguaje no verbal, ni a nuestra sonrisa. Y es un error (tranquila, somos muchas las que lo cometemos).

Aunque tu interlocutor no lo ve (a no ser que estés en una videoconferencia, claro) sí puede notar cuándo estás sonriendo por teléfono.

¿Cómo? Muy sencillo. Cuando tú sonríes, el gesto que adquiere tu cara hace que las palabras se articulen de una forma especial, con lo que tu tono de voz se vuelve más cordial y más amable. No hace falta que te digamos esto cuando hablas con amigos o familiares, está claro que las sonrisas vienen solas…

Pero sí es importante que lo tengas en cuenta a la hora de mantener conversaciones laborales. Sobretodo, aplica este consejo cuando te esté hablando un jefe que esté enfadado o que se dirija a  ti en un tono muy poco agradable. Sonríe sin parar, verás cómo al final se le pasa y se dirige a ti en otro tono!

Por cierto, que este es un consejo para aplicar aunque no hables por teléfono: cuando alguien se enfade y se dirija a ti de forma poco agradable, tú contesta suavemente y sin malos gestos. Y siempre, con una sonrisa en la cara.

Foto de Flickr

En Centro Mujer| El móvil, ¿a qué distancia?, ¡Quiero que deje el móvil!, ¿Existen móviles para hombres y móviles para mujeres?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...