Vacaciones escolares. ‘Qué hacemos con los niños’

que-hacemos-con-los-ninos-en-verano

Finaliza el curso escolar y con ello nos llegan a la mayoría de las madres el eterno dilema de «qué hacemos con los niños durante más de dos meses» o como mucho durante mes y medio si descontamos el periodo vacacional de los adultos.

Se terminó la rutina escolar, las madrugadas, el estrés de los últimos días con los exámenes, los horarios de comedor, el ir a contrareloj …… Y tú sin embargo sigues trabajando. ¿Qué hacemos con los niños?.


También es cierto que la mujer que no trabaja fuera de casa tiene el mismo derecho a quejarse y en la misma magnitud, puesto que entretener a un niño en el periodo vacacional, es tarea difícil. Solo tiene una diferencia, no tiene que buscar alternativas para que cuiden de ellos.

Es bien sabido que la mejor solución y la más rentable es contar de los abuelos, es la única opción que nos queda en algunos casos y más si hablamos de querernos ahorrar unos euros. Aunque no en todos los casos se puede.

Eso sí, hay que agarrarse a la vuelta de las vacaciones, porque vienen cariñosamente hablando ‘sin civilizar’, consentidos y necesitaremos de un periodo de adaptación a la rutina familiar. Aunque eso, no es problema.

De seguro cualquier madre que lea este artículo sabrá a lo que me refiero. Pero no nos queda otra que aguantar como nuestros hijos se van con sus abuelos y disfrutan viendo como no les ponen ni normas ni conciertos y son como unos pequeños salvajes en libertad condicional.

Y los abuelos se vuelven como los niños y hay veces que no sabes a quien reñir cuando algo se ha salido de la normativa.

Aunque no es todo malo, es una experiencia enriquecedora, aprenden a disfrutar de la naturaleza (si se van a un entorno rural) y hacen esas amistades veraniegas o esa pandilla que te deja recuerdos para toda la vida.

Otra de las soluciones que tenemos (dependiendo las edades) son los campamentos de verano. Aunque tampoco es la mejor solución puesto que tampoco los vamos a mandar los dos meses fuera bajo previo pago. Y suponiendo que el niño quiera.

También en los colegios precisamente para paliar este problema hay actividades de verano, que cubren parte de nuestro horario laboral, pero aun así, sigue resultándonos caro y te puedes encontrar con un problema añadido. El niño no quiere pasar más horas  en el lugar donde pasa todo el año. Aunque sea haciendo actividades distintas.

Y como último extremo, es tener la pareja que llegar a repartir las vacaciones. Con la consecuencia de no poder disfrutar de la vida familiar al completo al menos durante quince días o un mes.

Por ello, hoy oficialmente se cierra el periodo escolar pero empiezan muchos dilemas para muchas madres sobre todo trabajadoras.

¿Cuál es tu caso?.

Imagen | Parasaber

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...